• GZ COMUNICACIÓN

Comunicación en la "nueva normalidad"

Eso que se ha dado en llamar “nueva normalidad” son los efectos culturales, sociales, económicos y políticos que tendrá el aislamiento y paro productivo al que se vieron sometidos la mayor parte de los países del orbe.


Los primeros rasgos conductuales de esa “nueva normalidad” pasan por el uso de instrumentos de sanidad en la vida cotidiana, como el cubre bocas y la sana distancia en el espacio público. Otros, los culturales, económicos y políticos los iremos construyendo y descubriendo al paso de los próximos 90 días y un poco más.


En nuestra área de especialidad ya avizoramos y trabajamos en las primeras transformaciones. La Comunicación en las organizaciones deberá prestar especial atención a estos temas si quiere que la empresa o institución conserve su existencia.


1. Comunicación Interna: Las organizaciones diseñarán estrategias, planes y acciones de Comunicación Interna que reparen el daño afectivo que se generó tras el confinamiento. También, se ocupará de recuperar los mensajes y canales que, tras el teletrabajo, fueron afectados y/o descubiertos. Finalmente, desde la Comunicación Interna habrán de diseñarse nuevos canales, de mayor eficiencia y menor costo, que contemplen un rebrote y confinamientos parciales.


2. Comunicación de Crisis: Los programas de Comunicación de Crisis serán re-evaluados para incorporar los aprendizajes que dejó la pandemia y, en caso de que la organización no tuviera dichos programas, este será el mejor momento para desarrollarlos y prepararlos para hechos futuros.


3. Comunicación Ética: La moral social, de enorme impacto en la esfera organizacional, ha tenido en esta pandemia un relevante aprendizaje. Por malas y/o traumáticas experiencias en el entorno laboral, los líderes comunicadores deberán fortalecer sus cualidades de comunicación ética, multicultural, intercultural, diversidad, si quieren volver a la cercanía de sus empleados y audiencias quienes resignificaron muchas cosas de su relación con la material, el trabajo y la familia.


4. Comunicación de Género: Las luchas de las mujeres –y hombres solidarios- continuarán con mayor fuerza. Ellas hicieron consciente su valor en el hogar pero también su valor en la organización. Ellos adquirieron una sensibilidad mayor que cuestiona ambos géneros. Las organizaciones, para dar prueba de su responsabilidad social, habrán de integrar –con enorme convicción- programas de comunicación de género que impacten todos los procesos de todas las personas.


5. Comunicación Política: Este momento de encierro incrementó la conciencia ciudadana de la población. Las organizaciones no podrán pasar de largo los intereses de participación en la vida pública de parte de sus empleados. El afán cuestionador de la realidad económica y política obligará, por vez primera, a que desde dentro las organizaciones se realice un trabajo que oriente dichas inquietudes para construir en favor de los objetivos organizacionales.


La “nueva normalidad” exige de parte de las empresas e instituciones un nuevo comportamiento comunicativo. Si no lo asumen, planean e implementan rápidamente, quedarán en el olvido en pocos días.

2020. Derechos Reservados. Los servicios, metodologías y textos son propiedad exclusiva de GZ Comunicación S.C.

GZ-Logo_Protección_fondo_blanco.png